12
10/2017

Potencia instalada de ERNC en la matriz terminará este año con 19,7%

Así lo indica el director ejecutivo de Acera A.G. Carlos Finat, quien afirma que con la reglamentación de los servicios complementarios los costos de la flexibilidad en el sistema eléctrico “podrán ser alcanzados en un rango eficiente”.

Si bien gran parte de su tiempo Carlos Finat, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera A.G.), lo utiliza en la promoción de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), su principal pasión es su única nieta. Es a ella a quien le dedica gran parte de su tiempo libre y disfruta verla crecer, no por nada se define a sí mismo como “abuelo a tiempo completo”.

Al ejecutivo también le gusta perderse en libros que aborden la historia de Chile o de Europa en el siglo XX, pero sí de despejarse se trata, dice que no hay nada mejor que un blues o rock de fines de los ’60 o de la década del ´70 y aún mejor si es a todo volumen.

En entrevista con Revista ELECTRICIDAD Finat repasa el avance de la industria en los últimos años, así como los desafíos que tiene el sector, temas que también serán vistos entre el 24 y 26 de octubre próximos en la I Feria y Conferencia de las Energías Renovables, ExpoERNC 2017, que Acera A.G. organiza junto a Technopress.

¿Cuál es el análisis de Acera respecto a la evolución de las ERNC en Chile desde 2014 a la fecha?

Ha sido un intenso proceso que se ha desarrollado en un marco de competencia, sin ningún subsidio, lo que ha sido reconocido como un caso único y ha puesto a Chile en los principales lugares de índices como Bloomberg y Recai (Ernst&Young). Si vamos a los números, la potencia instalada neta ERNC a fines de 2013 era de 1.018 MW y a julio de 2017 suma 4.233 MW, lo que representa un incremento del 316%, en solo cuatro años.

De acuerdo a los estudios de Acera, ¿cómo terminará 2017 en cuanto potencia instalada de ERNC y su participación en la matriz y qué estimaciones tienen hacia 2020?

Para fin de año se proyecta una potencia instalada neta ERNC de 4.722 MW, lo que será equivalente al 19,7% de la potencia instalada del país. Al realizar el mismo ejercicio para el año 2020, se proyecta una potencia instalada neta ERNC de 5.200 MW, lo que será equivalente más del 20% de la potencia instalada del país.

¿Cuáles son los puntos que se deben despejar para consolidar la presencia de las ERNC a nivel operacional en el sistema eléctrico?

Hay dos temas de mucha importancia. El primero es lograr que las centrales convencionales proporcionen al sistema la flexibilidad operacional que tienen y que ha sido subestimada en muchos casos, tal como lo han demostrado las auditorias efectuadas por el Coordinador.

El segundo tema es que se concreten las obras de expansión en curso del sistema de transmisión, y que en los estudios de expansión se hagan supuestos realistas de crecimiento, de manera de salir de la dinámica actual en que la transmisión causa restricciones y desacoples.

¿Cómo aprecia la situación actual y futura del financiamiento para este tipo de proyectos a nivel mundial?

Es algo que está cambiando y ello afecta también a las tecnologías convencionales. Me refiero a que el financiamiento de proyectos a largo plazo (20 años, por ejemplo) está resultando muy caro por las exigencias de los bancos y los plazos eficientes están bajo 10 o menos años. De todas maneras, esperamos que el mercado pueda desarrollar instrumentos que permitan salvar esta restricción en beneficio de los consumidores.

¿Cuál es su visión respecto al debatido tema de la variabilidad de la energía renovable en el sistema eléctrico local?

La variabilidad es un tema real, pero sobre la cual se ha montado una discusión ficticia sobre los altos costos que ésta implicaría. Estamos seguros de que mediante la reglamentación de los servicios complementarios, los costos de la flexibilidad podrán ser alcanzados en un rango eficiente y serán las mismas ERNC quienes podrán prestar parte de esos servicios. Por otra parte, una central a carbón construida el siglo pasado será muy ineficiente para aportar a la flexibilidad del sistema, quedando en evidencia que además de ser contaminantes son obsoletas para los requerimientos actuales.

¿Cree que el próximo desafío para la industria es la incorporación de tecnologías como el almacenamiento a gran escala con baterías y los servicios complementarios?

Estamos completamente de acuerdo con ello. A nivel mundial se están efectuando fuertes inversiones en el desarrollo de las tecnologías de almacenamiento y ya hay sistemas eléctricos que las están implementando activamente. Adicionalmente, como ha ocurrido con otras tecnologías, la combinación de I+D y mercado va a lograr significativas bajas de los costos del almacenamiento, tal como lo indican varios estudios.

Fuente: Electricidad

Volver a Noticias