26
02/2018

Los megaproyectos de energías renovables que están en marcha en el mundo

La baja en los costos de la energía solar y eólica, sumado al incremento en el consumo de electricidad, ha hecho que varios países pongan su atención en las fuentes renovables para cumplir sus objetivos de sustentabilidad. En 2017 se invirtieron más de US$ 300 mil millones en fuentes limpias y estos son algunos de los desarrollos más importantes para este año.

Arabia Saudita pasa del crudo al sol
Aunque los precios del petróleo están repuntando tras la severa crisis que los dejó en mínimos históricos en 2016, algunos países ya optaron por orientar definitivamente sus inversiones hacia energías renovables, mientras otros ocuparán sus excedentes para al menos no ser tan dependientes de los combustibles fósiles.

Es el caso de Arabia Saudita, el mayor productor de crudo del mundo después de Rusia, que ahora quiere ligar su futuro a su otro gran recurso natural: el sol.

Hace tres años el país anunció que esperaba producir 54.000 MW con energías renovables para 2040, pero en 2018 el gobierno pisará el acelerador.

Para fin de año, Riad apunta a invertir hasta US$ 7 mil millones para desarrollar siete nuevas plantas de energía solar y una eólica. La apuesta es grande, pero si se concreta sería un paso importante hacia su primer objetivo: que para el 2023 el 10% de su matriz tenga como base las energías renovables.

“El anuncio de Arabia Saudita es impresionante. A nivel regional, es uno de los más grandes proyectos que se concretan en el futuro cercano. Esto es especialmente importante para este país, que ha visto un incremento significativo del consumo energético interno”, dijo a “El Mercurio” Justin Dargin de la International Energy Foundation, uno de los más reconocidos expertos en la implementación de energías renovables en el Golfo Pérsico.

El fin no es solo hacer que el consumo interno sea más económico, sino convertir al reino en uno de los principales exportadores de energía limpia y a la vez no quedar sujeto a los vaivenes del precio del crudo.

La gran apuesta de Marruecos

En febrero de 2016, Marruecos estaba en el centro de las noticias sobre sustentabilidad con el lanzamiento oficial de la primera fase de Noor Solar, un megaproyecto energético cuya última fase debería estar terminada este año.

“Estará listo antes del verano (boreal) de 2018″, dijo la semana pasada Mustapha Bakkoury, quien dirige la Agencia de Energía Sustentable de Marruecos (Masen).

El proyecto es liderado por la saudita ACWA Power y una vez completado será la planta solar multitecnológica más grande del mundo, luego de una inversión total de más de US$ 2.600 millones. Se estima que una vez operativa produzca 580 MW de energía y pueda proveer electricidad a 1,1 millones de personas.

Este megaproyecto acercará a Marruecos a cumplir sus metas de sustentabilidad. El país africano se ha puesto como objetivo producir 2.000 MW de energía eólica y 2.000 MW de solar para 2020. Diez años después, el gobierno espera que más de la mitad de su matriz provenga de energías renovables.

“Tendremos que desarrollar entre 500 y 700 MW de energía solar y lo mismo de eólica anualmente”, dijo Obaid Amrane, miembro de la directiva de Masen.

Holanda: Granja solar en el mar

Holanda sigue siendo un país con una gran dependencia de combustibles tradicionales y aunque ha desarrollado proyectos en energías renovables -como la red ferroviaria que funciona en su totalidad con energía de viento y el parque eólico Gemini-, podría quedar por debajo de las metas de sustentabilidad que se fijó para 2020, entre ellas que el 14% de su matriz provenga de fuentes limpias, según un reporte del propio gobierno holandés.

Para intentar evitarlo, el país impulsará un proyecto pionero: la primera planta flotante de energía solar en el mar.

El plan, presentado esta semana por Oceans of Energy, consiste en desplegar 2.500 mt² de paneles solares flotantes para el año 2021. El Estado financiará 1,2 millones de euros de los 2,48 millones que costará el proyecto piloto, que debería comenzar este año, a unos 15 kilómetros de La Haya e incluirá 30 metros cuadrados de paneles.

No es la primera vez que se despliega una planta flotante, pero sí es el primer intento de hacerlo en mar abierto, debido a las enormes dificultades que conlleva. El oleaje, los fuertes vientos y el agua salada son algunos de los obstáculos que tendrán que superar. Pero, si funciona, promete solucionar los problemas energéticos del país, pues se estima que los paneles flotantes podrían generar un 15% más de energía que los terrestres.

Si todo sale como está previsto, los cálculos de la Universidad de Ultrecht, indican que cuando esté lista la planta, la energía solar podría llegar a cubrir el 75% de la demanda en Holanda

China: Liderazgo indiscutido

China, el mayor emisor de gases invernadero del mundo, es a la vez uno de los más grandes defensores de las energías renovables y se ha convertido en los últimos años en una fuerza insuperable en esa área. En inversión interna no hay discusión, el gigante asiático supera a todos y con un EE.UU. cada vez más enfocado dentro de sus fronteras, va en camino a convertirse en el mayor inversor a nivel mundial, según un informe del Instituto para Economía Energética y Análisis Financieros (IEEFA).

El reporte da cuenta de que la inversión total de China en proyectos internacionales de energías limpias en 2017 fue de 44 mil millones de dólares, un aumento considerable desde los 32 mil millones que gastó el año anterior. Gran parte de esta inversión ha ido a parar a su Iniciativa de la Franja y la Ruta (el proyecto de infraestructura que conectará por mar y tierra Asia con África y Europa).

La Administración Nacional de Energía del país anunció que este año estarán terminadas 20 plantas solares que aumentarán su capacidad energética en 1.349 MW.

El país aún sigue utilizando carbón para generar energía, pero, en un intento de mostrar que eso quedará en el pasado, en 2017 el gobierno instaló una enorme planta solar flotante, en una antigua mina de carbón inundada, en la provincia de Anhui (este). Y este año redoblarán la apuesta.

La China Three Gorges Corporation ya comenzó a construir una granja flotante aún más grande, que debería entrar en operación en mayo. También ubicada en Anhui, esta planta de US$ 151 millones producirá hasta 150 MW de poder, para entregar electricidad a más de 94 mil casas.

Australia: Doblar la capacidad

En Australia, enero marcó un mes récord histórico en la instalación de paneles solares en los techos de casas y edificios, con un aumento de 69% con respecto al mismo período de 2017, según el sitio Renew Economy. Y no es un hecho aislado.

Gobiernos locales han aprobado un número sin precedentes de granjas industriales, posibilitando que este año el país pueda doblar su capacidad en energía solar. Nueva Gales del Sur, por ejemplo, dio el visto bueno a 10 durante el año pasado, mientras que Queensland lo hizo con 18.

En todo 2017, el país incorporó 1.250 MW de energía solar a la matriz nacional, contando tanto granjas solares como paneles privados. Este año se espera que solo la instalación de paneles en los techos de casas y edificios agreguen 1.300 MW.

Al país tampoco le faltan megaproyectos. El estado de Australia del Sur empezará este año la construcción de una planta solar térmica de torre única en Port Augusta. El proyecto, adjudicado por SolarReserve, tendrá un costo de unos US$ 500 millones y, con sus 150 MW de potencia, se convertirá en la mayor planta de este tipo en el mundo. Se espera que esté terminada a fines del próximo año o comienzos del 2020.

El increíble potencial energético del país también llamó la atención del gigante de la electricidad Tesla. Esta compañía llegó a un acuerdo con el primer ministro de Australia del Sur, Jay Weatherill, para instalar paneles solares y baterías en 50.000 hogares de este estado y convertirlos en lo que será la mayor central solar “virtual” del mundo.

El plan es que el proyecto se autofinancie, pues la energía sobrante captada por cada hogar puede ser volcada en el sistema, como si fuera una enorme central eléctrica, para que luego sea usada por empresas y otros consumidores. Este año se realizará una fase de pruebas con 1.100 viviendas y posteriormente se irá extendiendo.

Confiado en que estos proyectos tendrán éxito, Weatherill prometió el miércoles que para el 2025 el 75% de la matriz energética del estado será generada con fuentes renovables.

Fuente: El Mercurio

Volver a Noticias