20
12/2017

Eolian llegó hasta Arica con el estanque lleno de sol

Estudiantes de la U. de Chile completaron el desafío y demostraron que con un buen trabajo y el desarrollo de la tecnología se les puede sacar el jugo a las energías renovables.

Sólo los rayitos del sol y una conducción responsable le bastaron al Eolian Fénix, el auto solar de la Universidad de Chile, para completar el desafío Santiago-Arica en poco más de ocho días. El viaje comenzó el 10 de diciembre a las 8.30 horas y culminó la tarde del lunes, a las 20.45 hrs en el campus Velásquez de la U. de Tarapacá. Y para ponerle el broche de oro, durante la mañana de ayer hizo el recorrido triunfal por el paseo 21 de Mayo hasta llegar al Parque Vicuña Mackenna, en la capital de la XV Región.

‘Tratamos de hacer todo el recorrido sólo con energía solar, incluso anduvimos con unos paneles externos que nos ayudaron a cargar un poco más rápido’, aseguró María Fernanda García, estudiante del programa de Plan Común de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, y miembro del equipo de gestión del Eolian.

Durante el viaje de 2.070 kilómetros, la joyita alcanzó una velocidad promedio entre los 55 y 60 km/h, y una máxima de 92 km/h (durante el primer día de viaje), algo que varió según las condiciones del camino. Por ejemplo, entre La Serena y Copiapó la velocidad máxima alcanzada fue de 65 km/h; entre Copiapó y Chañaral llegó a 85 km/h. El profesor de Ingeniería Eléctrica, Rodrigo Palma, los acompañó durante el trayecto y detalló que ‘el vehículo estuvo todo el tiempo tripulado por dos personas, donde también marca un hito, porque hay autos solares para un solo tripulante y es primera vez que se realiza un viaje para dos personas, o uno más cotidiano, que es el concepto del Eolian Fénix’.

En la ruta, lo que viene ahora para el Eolian lo definirán quienes sigan en el proyecto estudiantil, ya que algunos miembros terminarán sus carreras e ingresarán de lleno al campo laboral. ‘Lo más probable es participar el próximo año en la Carrera Solar Atacama y después construir un nuevo auto para más adelante’, dijo Juan Pablo Zapater, uno de los miembros del equipo. En tanto, el profesor Palma destacó que ‘es netamente un proyecto de alumnos’ y que para los estudiantes fue importante el logro, lo que les permitió recuperarse de la frustración vivida con el Eolian 4, el cual quedó fuera de la Carrera Solar de Atacama, en el año 2014, por un problema técnico.

‘Salir adelante y lograr este objetivo, es una razón muy importante para sentirse orgulloso’, sacó pechito. En tanto, Eduardo Lauer, gerente de la división Ingeniería y proyectos de Colbún, uno de los auspiciadores alabó la hazaña y felicitó a los estudiantes. ‘Se la jugaron por esta innovación, que ha concluido de manera exitosa este tremendo desafío. Estamos orgullosos de apoyar a Eolian, pues consideramos que integra varios de los atributos mencionados y además expresa una visión del uso de nuevas tecnologías coherente con nuestra mirada corporativa’, dijo.

Fuente: La Cuarta

Volver a Noticias